Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

El Acuario del Bajio

Anoche soñé que estaba en el acuario del Bajío. Supongo que veía las medusas y las langostas como aquella vez junto a mi hermano. Los sueños son siempre un juego de la mente que hace combinaciones y nos coloca en escenarios y papeles que no podemos entender pero que aun así ejecutamos. Es posible que mis éxitos no los escriba a menudo y que lo único que parece es que soy una persona melancólica que se enfrasca en el pasado y que sabe que la mayoría de las veces el mejor escape es escribir. De tal suerte que esto parece un diario triste porque las alegrías hay que vivirlas y las desdichas plasmarlas para no olvidar que la vida es una combinación de estos dos elementos que no pueden ser uno sin el otro. En este estudio de escritura y whisky en esta noche no reina el ánimo, llevo el luto insoportable de haber perdido a un amigo canino con el que habría compartido diez años de purita felicidad. He llorado como loca sin importarme nada y no espero que nadie me comprenda porque solo yo sé c…

Entradas más recientes

Una voz rica

Las cantinas de Pancho Villa

Cursos de física y filosofía

La pata del amor

Efectos

Mi lógica son las flechas

Usa bien tus cartas

A ti que te apadrinan las botellas

Jumanji